Select Page

Sin duda las madres latinas son las mejores. Están en todo momento, siempre encuentran las cosas perdidas en casa, cuidan de todos incluso cuando están enfermas, cocinan comidas deliciosas en casa cuando creemos que no hay nada en el refrigerador y más…  ¿Cómo lo hacen? Sin duda tener una madre latina es lo mejor que puede ocurrirnos en la vida a pesar de que las hacemos pasar por todo tipo de situaciones ellas siempre están al pie del cañón.

 

Por ello este artículo es dedicado a ellas (díganos si se sienten identificadas o no), en el que hablaremos de 24 características de una madre latina:

 

1. En vez de correr en dirección opuesta a un proyectil de vómito, corres hacia él.
2. Haces más cosas en diez minutos que la mayoría de la gente en todo el día.
3. El momento feliz del día se han convertido en los 60 minutos que pasan entre que acuestas a tus hijos y tú te metes en la cama.
4. Una noche de borrachera requiere más recuperación que una operación de cirugía menor.
5. Un vaso de vino al final del día es una autorrecompensa por ser la mejor.
6. Tienes mini sesiones de terapia durante todo el día con cualquiera que te quiera escuchar.
7. Ir al supermercado o cualquier otra parte por tu cuenta es como irte de vacaciones.
8. Tus hijos te hacen experimentar el cielo y el infierno en un mismo día.
9. Mides el dolor físico en tres niveles: dolor, dolor intenso y pisar un lego.
10. Tienes la capacidad de escuchar un estornudo a través de puertas cerradas en medio de la noche, a dos dormitorios de distancia, mientras tu pareja ronca a tu lado.
11. Prefieres tener 40 grados de fiebre a ver cómo alguno de tus hijos sufren con ella.
12. Algunos días largos prefieres dormir que hacer el amor.
13. Una ducha de 15 minutos con la puerta cerrada te parece como un día en el spa.
14.Hacer pipí con público es parte de tu rutina diaria.
15. Usas toallitas húmedas para limpiar cualquier mancha y salpicadero del coche, ropa o superficie.
16. Te encierras en el baño y finges que tienes diarrea para tener un descanso, aunque tus hijos se queden todo el rato detrás de la puerta.
17. Llega un momento en el que te interesas por los dibujos animados o shows que tus hijos ven en tv.
18. Tienes una reserva secreta de chocolate o galletas porque francamente, en ocasiones no quieres compartir.
19. Puedes tardar tres días lavando la misma ropa, porque se te olvidó secarla.
20. De pronto te das cuentas de que has estado viendo dibujos animados sola, aunque tus hijos lleven más de 30 minutos en la cama.
21. Puedes hacer la cena, amamantar a tu hijo, hablar por teléfono y gritarle a los niños, todo sin perder el ritmo ni saltarte nada del programa de televisión que estás viendo.
22. Te emocionas más con un catálogo de ropa infantil que con uno de ropa femenina.
23. Decides que te vas a quedar con tu coche la próxima década porque:
a) No te puedes permitir cambiarlo
b) No has encontrado ningún sitio para lavar coches que sepa cómo quitar las manchas de leche y de purpurina.

24. Al final del día, lavarte los dientes es un logro enorme.

¡Mil gracias a todas las mamis, hoy y siempre!