Select Page

Durante la historia de los Estados Unidos los inmigrantes han sido parte esencial y significativa del desarrollo del país, le han dado forma a la naturaleza básica de su sociedad y al igual que en los inicios de otras civilizaciones necesitó poblar sus territorios con gente procedente de otros lugares del mundo.

Conforme el país fue forjando su historia y durante el incremento del trabajo pesado en la agricultura, minería y actividades similares se abrió la puerta para el comercio de los esclavos africanos, lo que le aumentó su versatilidad racial al país.

Las restricciones a los inmigrantes comenzaron a inicios del siglo XX en el año 1920, cuando el congreso cambió las políticas sobre la inmigración, asignando cantidades específicas permitidas de ingresos a inmigrantes basadas en sus nacionalidades.

Conocer la historia de la inmigración de Estados Unidos nos ayuda a comprender que es una situación que se ha manejado por cientos de años pero de diferentes maneras, por eso es muy importante conocer el manejo que se le da en la actualidad, las legislaciones del nuevo gobierno y lo más importante los derechos que se tiene como inmigrante.

Por ello en este artículo lo orientamos para que conozca o recuerde en caso de ser un inmigrante cada uno de sus derechos y en qué momento debe apelar a ellos.  No debe olvidar que está protegido por la constitución estadounidense.

 

1. Busque asesoría legal

Primeramente, es esencial que sepa que el derecho más importante que tiene un inmigrante es el de contar con un abogado de inmigración. Le recomendamos asesorarse con personas de su comunidad que cuenten con la experiencia en los mismos trámites, también puede buscar organizaciones no lucrativas que presten asesorías a personas indocumentadas. La asesoría inicial es fundamental, desde el momento de llegada a los Estados Unidos, con ella puedes tener un panoramas claro sobre su estatus migratorio, sus derechos y cómo comenzar a obtener beneficios en Estados Unidos.

 

2. Ningún agente del ICE puede irrumpir en su casa

Es muy importante que sepa que ningún oficial del ICE puede obligarlo a abrir la puerta de su vivienda, sin embargo aquí te damos algunos consejos acerca de cómo debes actuar en caso de ser visitado por uno:

  • Lo primero que debes hacer y conservando la calma es mantener tu puerta cerrada.
  • Después, de una manera cordial debe preguntar a los oficiales ¿Qué necesita y por qué está en su vivienda? Ellos le deben enseñar una orden de un juez para ingresar  a su predio, de lo contrario siga con la puerta cerrada; recuerde que dicha orden debe estar emitida a su nombre o de alguna persona que reside con usted.
  • Existe la posibilidad de que los oficiales interrumpan en su domicilio, usted permanezca en calma y en silencio, y si es arrestado no se resista y en lo posible procure que otra persona esté con usted para que le sirva de testigo.

 

3.   Es recomendable guardar silencio cuando lo intervengan

En muchos lugares puede encontrarse con policías y en algunos momentos puede ser intervenido por ellos cuando está caminando o al ir manejando, en la mayoría de los estados usted tiene el derecho a permanecer en silencio, pero en otros “No”.  Por ello es esencial que se mantenga informado sobre las leyes que tiene el estado donde reside, puede ser que allí esté obligado a dar sus datos a los policías que se los soliciten.

 

4.  Después de un tiempo prudente pregunte si se puede ir

Como comentábamos anteriormente, si usted es abordado en la calle o algún otro lugar público por algún oficial y detenido sin justificación, lo correcto es esperar un tiempo prudente y después preguntar si usted puede retirarse, si la respuesta del oficial es afirmativa, usted debe retirarse de una manera cordial, sin buscar un problema, sin afanes y con calma.

 

5. No firme ningún documento

Si se da el caso en el que el oficial ya sabe de su estatus migratorio, manténgase atento a todos los procedimientos que se realicen en su caso y por ningún motivo firme ningún documento sin asesoría de un abogado de emigración.

 

6. Tienes derecho a solicitar un abogado

Todas las personas que se encuentran dentro del territorio americano tienen derecho sin importar su estatus legal a un día en corte para defender su pertenencia en el país y buscar todos los medios legales posibles para evitar la deportación.  Por esto es de suma importancia que desde el ingreso a Estados Unidos usted ya tenga un abogado.

 

7. Sus derechos en caso de ser detenido

La mejor manera de prevenir una situación indeseada es analizar todos los panoramas, y aunque sabemos que nadie quiere estar en esta situación es mejor estar informado sobre tus  derechos y cómo hacer uso de ellos.

  • Si usted es arrestado debe permanecer calmado y en ningún caso resistirse al arresto.
  • Ejerza su derecho a estar en silencio.
  • Usted puede una realizar una llamada telefónica.
  • No firme nada sin que su abogado esté presente.
  • Solicite un abogado especializado en el tema y hable con él sobre su estatus  migratorio.

 

Ahora que ya sabe cuales son sus derechos como inmigrante en Estados Unidos, es también muy importante que tome nota de las siguientes recomendaciones que lo ayudarán a prevenir algunas situaciones o afrontarlas de la manera más favorable para usted:

  • Con tu familia, realiza un plan de emergencia, para conocer los pasos a seguir en caso de que algún miembro sea arrestado o en el peor de los casos deportado. Para realizar un efectivo plan de emergencia debes tener una persona de confianza fuera del núcleo familiar que los ayude en caso de trámites legales o a buscar documentos importantes.
  • Memorice los contactos telefónicos más importantes, ya que en caso de arresto los oficiales pueden despojarlo de sus pertenencias y no cuente con la manera de comunicarse con sus familiares para decirles su situación.
  • Es necesario hablar con los hijos menores de edad sobre su estatus migratorio, ya que ellos deben estar informados de toda la situación y lo más importante debe explicarles los pasos a seguir en caso de que sus padres sean arrestados.
  • Consulte con su abogado una salida voluntaria. Si usted tiene una próxima audiencia y decide salir voluntariamente de Estados Unidos antes de terminar su audiencia, puede perder todos sus beneficios de inmigración y le pueden prohibir el ingreso al país durante varios años. Por esto no deje de consultar cada paso que da y pueda afectar su situación y la de su familia.
  • Nunca se coloque en contacto con el DHS (Department of Homeland Security) sin la asesoría de su abogado, recuerde que ellos están  para cumplir la ley y tal vez no entiendan sus requerimientos.

 

Recuerde que la mejor manera para hacer valer sus derechos como inmigrante en Estados Unidos es la prevención, analice cada punto de riesgo y cómo puede prevenirlo, no olvide que la asesoría de un abogado experto en inmigración le ayudará a tomar las decisiones correctas.